Document Type

Report

Publication Date

4-1-2014

Abstract

La fiebre aftosa (FA) es una enfermedad viral altamente contagiosa que afecta principalmente al ganado de pezuña hendida y a la fauna silvestre. Aunque los animales adultos generalmente se recuperan, el índice de morbilidad es muy alto en poblaciones sin exposición previa, y algunas especies padecen dolor y sufrimiento considerables. Las secuelas pueden incluir disminución de la producción de leche, daño permanente de la pezuña y mastitis crónica. Ocasionalmente, se observan índices elevados de mortalidad en animales jóvenes y en algunas poblaciones de animales silvestres. Aunque en el pasado la fiebre aftosa se distribuía a nivel mundial, ha sido erradicada de algunas regiones, entre ellas América del Norte y Europa Occidental en su totalidad. En aquellos lugares donde es endémica, esta enfermedad constituye un factor importante que restringe el comercio internacional de ganado. A menos que se sigan precauciones estrictas, la FA puede reintroducirse fácilmente en regiones libres de la enfermedad a través de animales o productos de origen animal. Una vez introducido, el virus se puede propagar rápidamente, especialmente si hay alta densidad de ganado o si se demora la detección. Los brotes pueden afectar gravemente la producción ganadera, provocar embargos por parte de los socios comerciales y requerir recursos considerables para su control. Son comunes las pérdidas económicas directas e indirectas equivalentes a varios miles de millones de dólares estadounidenses. Desde la década de 1990 se han producido varios brotes en países libres de FA. Algunos brotes, como el del año 2001 en el Reino Unido, fueron devastadores.

Language

es

File Format

application/pdf

Share

COinS